Design thinking & metodologías ágiles

es la categorización de situaciones para la solución de escenarios de problemas mediante la aplicación del Design Thinking incrementan la adaptabilidad, flexibilidad y puesta en producción en tiempo récord. Lo anterior se reduce a “cómo lograr un clima de conversación interactiva que se conecta directamente con las necesidades de la Institución mediante el uso de metodologías ágiles”.

Entendiendo el valor de los datos de mi cliente para aplicaciones que simplifiquen el trabajo diario.

Los datos son considerados activos de valor crítico para las Instituciones del Estado, quienes se esfuerzan en determinar si el producto de su gestión proporciona el nivel de visibilidad requerido para asegurar procesos dinámicos y flexibles.

Lo que generalmente ocurre, es que la velocidad con la que se crea la información documental es mayor a la que puede ser atendida por el personal existente, lo que conlleva a retrasos en los tiempos de respuesta y desviaciones en las métricas de atención a los usuarios.

Aplicar la metodología apropiada y por personal experimentado, es determinante para el éxito.


  • El uso de Design Thinking junto con metodologías ágiles para el desarrollo de software permite abordar problemas complejos a objeto de generar oportunidades grandiosas desde diferentes puntos de vista y ha demostrado desde nuestro punto de vista ser muy exitoso en el cumplimiento de cronogramas de trabajo ajustados y con muy poca holgura.
  • El secreto, pues no lo hay, hay que “ponernos en los zapatos de nuestro cliente”, analizar lo que se sabe, indagar, proponer al equipo con un pensamiento divergente, decidir la mejor opción y hacerlo realidad utilizando metodologías ágiles.
  • Plantearse la necesidad de un producto tecnológico que permita la automatización probablemente no está ni cerca de llegar a ser una buena solución, por lo que discernir lo que nuestro cliente siente, piensa y quiere es vital para la correcta generación de historias de usuario. Involucrar a todos y empoderarlos es parte de nuestro ADN, porque nunca se sabe de “dónde vendrá una idea genial”.
  • A nuestro entender, una forma exitosa de demostrar propuestas de valor es mediante el desarrollo temprano de prototipos basados en MVP (Minimum Viable Product), testear y darle salida desde nuestra fábrica de software.

Change Management y los cambios de perspectiva son determinante para el éxito.

Cuando se trata de cambios en la tecnología, el impacto en los procesos puede generar un pico corto de descenso en la productividad. Implementar metodologías que mitiguen los riesgos garantiza que no exista afectación en la forma como los empleados hacen su trabajo individualmente y cómo engrana en la organización.

El éxito del software RENACER es precisamente la unificación del trabajo diario en un flujo unificado que suministra la información correcta en el tiempo preciso a todos los involucrados.

Todo se traduce a integrar, simplificar y reducir los tiempos de atención de manera consistente, lo anterior solo posible mediante una empatía hacia las necesidades que realmente generan propuestas de valor.

metodologías ágiles

Conoce otras soluciones:

Aun no hay post relacionados