La TDi (Transformación Digital) y el internet de las cosas (Internet Of Things) generan decisiones informadas, menos costos y procesos mejorados en todo tipo de organizaciones; si éstas prestan atención a los datos obtenidos de los dispositivos y cambian sus modelos de negocios en consecuencia, los beneficios serán ilimitados incluyendo grandes ahorros, ventaja competitiva y mejoras en la experiencia del cliente.

El Internet de las cosas consiste en acceder a la información de dispositivos conectados de manera que puedan generarse acciones, reportes, indicadores y/o mecanismos predictivos de comportamiento a través de herramientas de IA (Inteligencia Artificial). La automatización se da por sistemas ciberfísicos que combinan maquinaria física con procesos digitales permitiendo tomar decisiones descentralizadas, cooperando entre ellos y con humanos.

La atención médica y el cuidado de la salud constituyen áreas atractivas para aplicaciones de IOT, específicamente, el monitoreo remoto de salud en personas de tercera edad, los programas de acondicionamiento físico y el monitoreo de enfermedades crónicas. El IOT está también detrás de los edificios inteligentes generando ahorros de 40% en el consumo energético, 25% en el de agua y la reducción de hasta un tercio en las emisiones de CO2.

El lOT cuenta con 4 fases: La recolección de datos en la cual intervienen los dispositivos que recolectan datos mediante sensores; la transacción de datos en la cual se traducen los protocolos que utilizan los dispositivos hacia los que utilizan las plataformas de IOT; el almacenamiento de datos en la cual se crea una base con cada dato enviado por los dispositivos almacenado con una secuencia de valores de acuerdo a su marca de tiempo; finalmente, la fase de analíticas y gráficas en la cual pueden obtenerse datos para detectar condiciones de funcionamiento anómalas y realizar mantenimiento predictivo de equipos.

El Internet de las cosas promueve la generación innovaciones tales como:

Smart Retail con una experiencia del cliente altamente personalizada basada en datos.

Transporte Inteligente con seguimiento remoto de flotas en tiempo real, reducción del tiempo de inactividad de vehículos gracias al mantenimiento predictivo así como la optimización de rutas y consumo de combustible.

Agricultura Inteligente con recopilación continua de datos por medio de sensores para toma de decisiones que optimicen el rendimiento de la maquinaria; monitoreo de la salud de suelos y cultivos en tiempo real y anticipación a plagas y condiciones meteorológicas adversas gracias a algoritmos predictivos.

Aunque la tendencia es automatizar completamente los procesos, hay una transición que hace necesaria la intervencion de un supervisior en procesos de control; de ahí que aún sean válidas aplicaciones de operación y control; un ejemplo lo constituyen las aplicaciones de diagnóstico de imagen médica automatizadas que diagnostican con una probabilidad del 90%, pero es el médico quien debe de decidir finalmente el diagnóstico.

La TDi tiene el propósito de mejorar la calidad de vida a través de indicadores, machine learning e IA. Inicialmente, las aplicaciones de IOT notificarán valores fuera de rango o eventos relevantes en una siguiente estapa darían un diagnóstico del porqué están fuera de rango y qué debe hacerse y, en una última etapa, la aplicaciones actuarían automáticamente para corregir los problemas detectados informando al usuario o pidiendo su aprobación para proceder.

El IOT moverá 7 trillones de dólares en 2025. Un informe de Orange sintetiza varios de los principales datos referentes al IOT con previsiones de que en 2021 habrá 36.130 millones de aparatos conectados y 3,5 billones de conexiones móviles en 2023 lo que implica que las perspectivas y potencial de aplicación y aprovechamiento son virtualmente ilimitadas.

Adriano del Valle es Chief Operations Officer de Transformación Digital en Maxia.

Internet de las cosas

Conoce otras soluciones:

Aun no hay post relacionados